Noticia ampliada
   El BCRA inyectó $ 120.000 millones a pesar de pagar 57% por las Lebac
El cronista - 17/10/2018
El Banco Central renovó $ 105.810 millones de los $ 226.607 millones que vencían en Lebac. Pagó tasas de 57% para las letras con vencimiento a noviembre y diciembre. Esto significó un alza de 12 puntos con respecto a la licitación del mes pasado, en la que había convalidado tasa de 45%. Como resultado del desarme de estos instrumentos, la autoridad monetaria inyectó $ 120.797 millones

 

El Banco Central (BCRA) realizó ayer la que en principio sería la penúltima licitación de Lebac y convalidó una fuerte suba de tasas

Los instrumentos a noviembre y diciembre se colocaron a 57%, es decir, 12 puntos porcentuales por encima de las tasas de 45% que había pagado hace un mes.

El aumento de tasa es aún mayor si se la compara con las que se operaban en el mercado secundario de Lebac, que tiene poca liquidez desde que se anunció el fin de estos instrumentos. El viernes, las Lebac a noviembre se operaban en 40% en MAE (el mercado de los bancos). Ayer en la Bolsa, el mercado al que acceden individuos y fondos, las Lebac se negociaban en torno al 46% o 47%.

El BCRA había anunciado el viernes que buscaría renovar entre $ 100.000 y $ 150.000 millones contra un vencimiento estimado de $ 226.607 millones en manos de participantes no bancarios. Pese al incremento de tasas, el organismo solo recibió ofertas por $ 111.749 millones y adjudicó $ 105.810 millones. "El mes pasado los inversores creyeron que iban a renovar a buenas tasas y cortó al 45%. Esta vez pensaron que salía mal y terminó colocando al 57%", se sinceró un operador bancario.

La operación tuvo dos resultados. Por un lado, se aceleró el desarme de Lebac. En el extremo opuesto, el BCRA inyectó $ 120.797 millones como consecuencia de la operación. Al respecto, el organismo afirmó que esos pesos "se volcarían en los próximos días a otros instrumentos financieros tales como plazos fijos en las entidades bancarias o las Lecap que emitirá el Tesoro esta semana por un monto máximo de $ 75.000 millones". También dijo que el remanente irá a Leliq.

Dado que el organismo que conduce Guido Sandleris tiene como objetivo que la base monetaria no crezca, desplegó una estrategia para tratar de contener la expansión monetaria que genera el desarme de Lebac. Por un lado, la entidad tiene armado un cronograma mensual de Letras de Liquidez (Leliq) en el que anticipa los eventos monetarios del mes y el monto que puede necesitar esterilizar cada día mediante las letras a 7 días exclusivas para bancos, que ayer pagaron 72,198% en promedio.

Por otra parte, en coordinación con el Ministerio de Hacienda, se anunció para ayer y hoy una licitación de Letras del Tesoro Capitalizables (Lecap) en pesos a 193 y 377 días, con tasas mensuales de 4% y 3,35%, respectivamente.

Según pudo saber El Cronista, para que las Lecap no generen una expansión monetaria adicional al desarme de Lebac, el Tesoro depositaría lo obtenido por la emisión en una cuenta en Banco Nación. Luego, la entidad oficial integraría encajes o suscribiría Leliq con los pesos remanentes. Así, se aseguraría un efecto monetario acotado.

Otra pata de la estrategia para contener la inyección de pesos es la suba de encajes, que ya llegan al 44% de los depósitos de las entidades. En octubre, el BCRA anunció un incremento de 3 puntos porcentuales más, que representarían una contracción de $ 65.000 millones.

 
volver