Noticia ampliada
   Fraude: vendían maíz y soja convencional como si fueran orgánicos
clarin - 17/10/2018
Tres productores agrícolas del estado de Nebraska se declararon culpables de fraude tras vender granos con el sello orgánico desde 2010 hasta 2017, por casi 11 millones de dólares.

 

El debate sobre las formas de producción de alimentos está hoy, más que nunca, en el centro de la escena global. Coincidiendo con la Semana Mundial de la Alimentación, se acaba de conocer que en los Estados Unidos tres productores agrícolas se declararán culpables de fraude tras vender granos de maíz y soja cultivados de manera convencional como si fueran orgánicos.
   
Se trata de Tom Brennan, James Brennan y Michael Potter, tres "farmers" que manejan un establecimiento en la localidad de Overton, Nebraska, certificado por el programa nacional de orgánicos del USDA, que exige que los cultivos se hagan sin utilizar fertilizantes ni ningún tipo de productos químicos. Según informó la agencia Associated Press, entre 2010 y 2017 el trío vendió granos cultivados de manera convencional, utilizando pesticidas y nitrógeno, como si fueran orgánicos, por un valor cercano a los 10.9 millones de dólares.
   
La demanda contra los productores, que podrían ir a prisión, fue elevada por el Cornucopia Institute, un grupo observatorio de la industria de orgánicos que es crítico de los procesos del USDA en materia de certificaciones. Según el director del grupo, Mark Kastel. la industria de productos orgánicos en los Estados Unidos alcanza los 50.000 millones de dólares anuales, con lo que se vuelve muy atractiva y sensible a posibles fraudes.
   
Las sanciones del USDA en los casos de incumplimiento suelen constar de multas, suspensiones o revocaciones de los certificados, esta es la primera vez que un caso llega a juicio y sienta un precedente en el mundo. Ahora, toda la industria alimenticia mundial se encuentra frente al desafío de discutir y definir tanto prácticas de manejo como métodos para la certificación confiable de esos manejos, sean orgánicos o no, para responder a los requerimientos de una demanda cada vez más exigente e informada.
   
  

 
volver