Noticia ampliada
   Brasil apura a Argentina para renegociar el acuerdo automotor antes de 2020
El cronista - 26/04/2018
La intención brasileña es comenzar a discutir una transición hacia el libre comercio ahora y no esperar al vencimiento. El Gobierno quiere que se cumpla con lo firmado

 

Con las negociaciones Unión Europea-Mercosur en camino, Brasil encontró la excusa perfecta para insistir con su histórico reclamo de acelerar el libre comercio automotor con la Argentina. En el encuentro del comité automotor que se reunió en Buenos Aires el jueves y viernes de la semana pasada, el secretario de Desarrollo y Competitividad Industrial del vecino país, Igor Calvet, le planteó a su par local, Fernando Grasso, renegociar el acuerdo vigente, que tiene fecha de vencimiento en junio de 2020, para "caminar el sendero hacia el libre comercio con mayor rapidez", dijeron fuentes de la Embajada brasileña.

Concretamente, el funcionario propuso comenzar a negociar, en el próximo encuentro previsto para junio, un nuevo flex más alto que el actual. Pero el gobierno argentino se mostró cauteloso con esta propuesta, ya que prima la vocación de hacer cumplir el acuerdo vigente y, a su vencimiento, sentarse a discutir cómo seguir. El convenio actual establece un comercio administrado para evitar desequilibrios entre ambos mercados. Ese valor que mide los términos de intercambio, más conocido en la jerga como flex, fue fijado en 1,50, lo que implica que por cada dólar que la Argentina exporta en el rubro, puede importar u$s 1,50.

Hoy este número no se está cumpliendo, ya que las terminales están ingresando al país muchos más vehículos de los permitidos. El flex hoy se ubica en torno a 2. Ocurrió que tras el desplome del mercado brasileño se cayeron fuertemente las exportaciones argentinas a ese país y las empresas paulistas comenzaron a enviar a la plaza local, con agresivas ofertas, todos los vehículos que no podían colocar internamente.

De todos modos, el escenario ahora está cambiando. Brasil repuntó y ello traccionó las ventas a ese país. En marzo, crecieron 44% respecto de febrero y 58% en comparación con el mismo mes del 2017.

Incumplimiento

Aún así, en el Gobierno y las empresas ya anticipan que no se llegará a cumplir con el acuerdo de 1,5, por lo que deberán ejecutarse las garantías para que cada compañía pague derechos por lo que importó de más. Pero eso será recién en junio de 2020.

Por eso es que la Argentina se resiste a violar este pacto y renegociar las condiciones antes de tiempo. Si bien desde la cartera que preside Francisco Cabrera avalan un modelo en el que la Argentina se especialice en determinados vehículos, como por ejemplo las pick ups, para exportar a todo el mundo y deje ingresar todo el resto, desde Industria y Comercio coincidieron en que hay que cumplir con el acuerdo y luego atravesar una transición hacia el libre comercio, en la medida en que naturalmente los dos mercados vuelvan a su normalidad y ya no existan los riesgos actuales de desequilibrios importantes.

"Estamos negociando un acuerdo de libre comercio con Europa. Nuestra visión es que no tiene sentido avanzar en este sentido, si nosotros como socios bilaterales no estamos integrados. Dejar las cosas como están no nos prepara para lo que viene; por eso la propuesta fue revisar el flex y plantear un cronograma de transición, con plazos a negociar", dijo una fuente brasileña cercana a la negociación. Las empresas automotrices también pugnan, desde siempre, por lograr el libre comercio cuanto antes.

El comité automotor también avanzó en cuestiones de armonización normativa para simplificar el comercio, tema en el que habían comenzado a trabajar en el encuentro pasado, en agosto. Sobre este punto, hay tres ejes sobre los cuales los equipos trabajan: el reconocimiento de los laboratorios de cada país; la reciprocidad de las normas y avanzar en normativas comunes.

Nataslia Donato

 
volver