Noticia ampliada
   Gobierno avisó a provincias que perderán $ 15.000 M si reduce IVA a servicios
El cronista - 26/04/2018
Los gobernadores siguen adelante con el pedido de reducción del IVA a los servicios, pero la Casa Rosada notificó el costo que deberán asumir por caída en la coparticipación

 

"No creo que pueda pasar, es algo que no le sirve a nadie porque todos pierden", explicaba ayer una fuente del Ministerio de Hacienda de la Nación respecto del pedido de las provincias de reducir el Impuesto al Valor Agregado (IVA)

"Tampoco creo que pase el proyecto oficial porque son pocas las empresas que tienen impuestos para reducir", agregó la misma fuente.

La discusión por las suba de tarifas y la nula intención de Cambiemos de modificar el sendero trazado llevó la discusión de los altos costos de los servicios a la carga tributaria y "lo que las provincias y los municipios agregan".

El Gobierno planteó la discusión en un terreno en donde "socializaba" la responsabilidad con los gobernadores, pero la realidad es que sólo cuatro distritos cobran impuestos en cabeza del consumidor. Y todos son oficialistas.

Buenos Aires, la Ciudad Autónoma, Chubut y Mendoza tienen presupuestado recaudar durante el 2018 $ 4400 millones de impuestos a los servicios.

Este número ya se redujo en $ 3000 millones luego del anuncio aún no publicado en el Boletín Oficial de la gobernadora María Eugenia Vidal de reducir estos impuestos.

El otro distrito Pro, la Ciudad, anunció que reducirá Ingresos Brutos, pero no así estos otros tributos por los que recaudaría $ 1000 millones este año.

En el caso de Mendoza, la provincia obtiene alrededor de $ 45 millones de los tributos que cobra sobre los servicios y ya anunció que no tiene "más margen" para reducir impuestos. Mientras que Chubut, que está emitiendo bonos para pagar a los proveedores, no planea modificar un ingreso de $ 140 millones.

El resto de las provincias no tiene estos tipos de tributos, y aprovecharon para señalarle al Gobierno nacional que debería dar el ejemplo con el esfuerzo y reducir el IVA. La respuesta llegó en forma de tablita.

"Si se llevara adelante cualquier tipo de reducción del impuesto no sólo perdería la Nación vía una caída de los ingresos, sino también las provincias, porque el 51% de lo recaudado es coparticipable", explicaron a El Cronista en el Palacio de Hacienda.

Teniendo en cuenta lo presupuestado para este año el tributo iban a significar alrededor de  30.000 millones. De ese total, por el servicio de gas se recauda poco más de $ 7000 millones, por el servicio de electricidad otros $ 18.000 millones y por el de agua casi $ 5000 millones.

Según datos que hizo circular a las provincias el Ministerio de Interior, los $ 30.000 millones que dice Hacienda que se recaudarán este año se podrían transformar "en $ 40.000 millones en el escenario de máxima".

Teniendo en cuenta el escenario más probable si se sacara el impuesto las provincias dejaría de recibir $ 15.000 millones.

La cartera que comanda Rogelio Frigerio explicó que conformaron un documento con el reparto del tributo "a raíz de la propuesta de Santa Fe, Córdoba y Corrientes de reducir o eliminar el IVA en los servicios". Respecto a este punto, la provincia santafesina perdería $ 1348 millones, su par peronista $ 1312 millones y la radical del norte argentino otros $ 514 millones.

Quien saldría más perjudicada sería la gobernadora de Buenos Aires María Eugenia Vidal ya que el distrito recibe el 10,5% de lo recaudado por lo que perdería poco más de $ 3000 millones, casi lo mismo que resignó reduciendo impuestos sobre los servicios según explicó el ministro de Economía provincial Hernán Lacunza.

Mientras tanto, las provincias también comienzan a hacer cuentas respecto de lo que cobran por Ingresos Brutos. Existe una gran heterogeneidad en la aplicación de este tributo en los diferentes distritos, que va con un piso de 2% hasta el 5 por ciento.

Por este impuesto al servicio de agua, gas y electricidad, las diferentes administraciones recaudan un total de $ 19.000 millones vía IIBB.

Esto es por este año, esta cifra va a ir cayendo con el paso de los años porque, según lo que firmaron los distritos en el Pacto Fiscal la presión del impuesto va a ir decreciendo hasta llegar a su eliminación en 2022.

Si el Ejecutivo redujera el IVA a las tarifas, sumado al proceso de baja de IIBB por el Pacto Fiscal, quedarán en una encerrona ya que les significará una reducción en los ingresos vía ingresos impositivos y coparticipación.

David Cayón

 
volver