Noticia ampliada
   Sin tregua, en la Bolsa de Chicago volvió a caer el precio de la soja
La Nacion - 16/07/2018
La posición agosto perdió un 1,80% y cerró con un ajuste de 300,84 dólares, tras cotizarse a US$298,27 durante parte de la jornada; China anunció menores importaciones

 

No hay tregua, ni en la guerra comercial entre los Estados Unidos y China ni en el derrumbe de los precios de la soja en la Bolsa de Chicago. Ayer la oleaginosa transitó parte de la rueda por debajo de los 300 dólares por tonelada, algo que no sucedía desde principios de diciembre de 2008.

Al cierre de los negocios, las pizarras reflejaron bajas de US$5,51 y de 5,33 sobre los contratos agosto y septiembre de la soja, cuyos ajustes resultaron de 300,84 y de 302,95 dólares por tonelada. En el balance de la semana estas posiciones resignaron un 6,70 y un 6,65% frente a los valores vigentes el viernes anterior, de 322,43 y de 324,54 dólares por tonelada.

Cabe destacar que el contrato julio, que se liquida en el inicio de la próxima semana, ayer cerró con un ajuste de 299,10 dólares por tonelada, en tanto que la posición agosto se llegó a negociar a 298,27 dólares, antes de repuntar y quedar en los 300,84 dólares.

El informe mensual del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) de anteayer, en el que el organismo redujo un 10,91% (de 62,32 a 55,52 millones de toneladas) su previsión sobre las exportaciones estadounidenses de soja y elevó un 50,48% (de 10,48 a 15,77 millones) las existencias finales 2018/2019 fue uno de los fundamentos bajistas de la jornada. Pero no el único.

En efecto, también influyó el informe mensual de oferta y demanda del Ministerio de Agricultura de China, en el que el organismo redujo de 95,65 a 93,85 millones de toneladas el volumen de las importaciones chinas de soja durante la campaña 2018/2019. Ese dato quedó por debajo del dado por el USDA, pese a que anteayer ajustó su expectativa hasta los 95 millones, desde los 103 millones del trabajo de junio.

Además, para sumar más condimentos bajistas, el subdirector general de la comercializadora china de granos Sinograin, Lu Xiaodong, dijo que China "puede satisfacer completamente sus necesidades de soja con las reservas de estatales y sin importar grano desde los Estados Unidos". No obstante, el funcionario no reveló cuál es el volumen de las reservas con que cuenta el país. En ese sentido, en su informe mensual el USDA elevó anteayer de 20,64 a 23,44 millones de toneladas las existencias iniciales y mantuvo en 19,19 millones de toneladas el stock final.

Fuera de los fundamentos bajistas aportados por la guerra comercial, con la imposición china del arancel del 25% a la soja estadounidense mediante, el buen estado general de los cultivos en el Medio Oeste y la proyección de una siembra récord en Brasil desde septiembre (como se amplía por separado) contribuyeron para el cierre negativo de las cotizaciones en Chicago.

En el mercado doméstico, el cierre de la semana también reflejó valores en baja para la soja. Las fábricas ofrecieron 7600 pesos por tonelada de la oleaginosa para las entregas sobre las terminales del Gran Rosario, $100 menos que anteayer. "Hubo propuestas de entre 7700 y 7900 pesos para las entregas diferidas hacia octubre/diciembre, pero no hubo clima de negocios", contó a LA NACION una fuente del sector comercial, que calculó en no más de 30.000 las toneladas de soja vendidas.

En su cálculo diario, la Bolsa de Comercio de Rosario relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera en 7593 pesos por tonelada, mientras que el Ministerio de Agroindustria ubicó en 7789 pesos la capacidad de pago de la exportación de poroto de soja.

Por soja de la próxima cosecha, con descarga en mayo, los interesados ofrecieron 267 dólares por tonelada, US$3 menos que anteayer.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones julio y noviembre de la soja resignaron US$2,50 y 1,30, mientras que sus ajustes fueron de 285,50 y de 291,20 dólares por tonelada. El contrato mayo perdió US$1 y quedó con un valor de 274 dólares por tonelada.

Respecto de los cereales, ayer las posiciones julio y septiembre del maíz en Chicago perdieron US$2,46 y 1,78, en tanto que sus ajustes fueron de 130,01 y de 134,34 dólares por tonelada. En el balance semanal, estos contratos retrocedieron un 6,12 y un 5,27% frente a los valores vigentes el viernes anterior, de 138,48 y de 141,82 dólares por tonelada.

En el mercado local, los exportadores ofrecieron 4100 pesos por tonelada de maíz para el Gran Rosario, $100 más que anteayer. En su informe de carga de buques programada, la BCR indicó que en el período que va del 11 del actual al 6 del mes próximo deben salir desde las terminales ubicadas entre Rosario y San Lorenzo 1.154.190 toneladas de maíz.

Para Bahía Blanca, la oferta por la tonelada de maíz se mantuvo estable, en 157 dólares por tonelada, equivalente a 4256,27 pesos. La propuesta también quedó sin cambios para Necochea, en 4050 pesos.

El trigo repuntó de 5600 a 5700 pesos para el Gran Rosario y se mantuvo en US$215 para Bahía Blanca.

Semana bajista para los granos en EE.UU.

-6,70 Botín de guerra

Con el arancel chino del 25% para la soja estadounidense, el valor de la oleaginosa cayó un 6,70% en Chicago, de 322,43 a 300,84 dólares por tonelada

-6,12 Esquirlas para el maíz

La guerra comercial también afecta al maíz, cuyo valor cayó en la semana un 6,12% en la plaza estadounidense, de 138,48 a 130,01 dólares por tonelada


Por: Dante Rofi

 
volver